la sonrisa del perdedor cuando gana…

Borró todos sus recuerdos de derrotas,
y ahora estaba aquí. Aquí y ahora.

era el tiempo ganado del niño que solía pensar que perdía,
siempre a la sombra de la sombra,
era el nuevo nacimiento, era mejor incluso que su nacimiento real,

nada como la satisfacción de ver su sonrisa triunfante,
de aquel que se creía perdedor y gana de repente

era el tiempo ganado

(Luka)

Fotografía tomada en el salón de casa de mis padres
(el placer de mirar las máscaras es un gusto heredado…)
·

1 comentario:

Jorge dijo...

Y la cabeza alta y sientan mejor las victorías del que no está acostumbrado a ganar. Aunque el perdedor con sentido del humor es menos perdedor.

Buen blog, señora. Me verá por aquí.