él tiene... todo el tiempo en sus manos



















6-11-1972: mi padre compraba este librito por 30 pts. nada más. También, ahora que lo he leído, esto es parte del viaje y del encanto que rodea a este relato.
Después, no pude resistir y tuve que ver la película que se hizo en 1960.
Yo quiero tener un hijo/a y contarle este cuento por la noche antes de dormir.
Sé que lo haré.

Hoy he soñado con casitas victorianas, inventos, palancas,...

La Madre Necesidad, el Palacio de Porcelana Verde, la dulce y sutil Weena del libro (demasiado habladora en la película), los morlocks y los eloi y su razón de ser...
A favor de la película, la genialidad añadida de los anillos parlantes.


Luka

No hay comentarios: