- Epopeya Balcánica Erótica. Golpeadura del Cráneo -

Ofelia, 2001. (Gregory Crewdson)

No hay nada como despertarte un sábado temprano, descubrir que no tienes un buen día y tirarte a las calles de Madrid en busca de cosas que ver o que hacer. Las encuentras, y te encuentras viendo exposiciones como esta, Lágrimas de Eros, -repartida entre el Thyssen y la Fundación CajaMadrid- de la que, por cierto, no he leído muchas críticas positivas. A mí me encantó. Los contrastes me parecen siempre muy elegantes, y si algo resume esta exposición es la sensación que se te queda después de ver un Rubens al lado de una fotografía de Philip-Lorca Di Corcia (o muy cerquita).
Te alegra el día de repente encontrarte con algunos de tus cuadros favoritos como Los Amantes de Magritte, o el poder quedarte bastantes minutos delante de el Sueño causado por el vuelo de una abeja en torno a una granada un segundo antes de despertar, de mi querido Dalí (para deleite de los fanáticos del detalle y de los sueños, también):


Y es que es un privilegio poder ver la fotografía de Nan Goldin compartiendo sala con Las Tentaciones de Antonio Saura mientras paseas esquivando pacientemente las esculturas de Rodin. (Está resultando un día maravilloso). ¡Y qué bonito es ver El Vicio de Franz Von Stuck junto a la serpiente enroscada en el cuerpo de Natajjssa Kinski (fotografiada por Richard Avedon)!

Algunas aseveraciones generales:
- Me enamoraron (otra vez) las videoinstalaciones de Bill Viola
- Al margen de ver obra de algunos de mis pintores y fotógrafos favoritos, de toda la expoción me quedaría con la fotografía de arriba, versión de Ofelia de Gregory Crewdson.
- Alucinas (literalmente) al ver una sala llena de pintura clásica presidida por una enorme fotografía de Cindy Sherman (es ella, decapitando) o colándose entre ellos la Balkan Erotic Epic. Banging the Skull, de Marina Abramovic (¡qué grande!)
- Me sobra totalmente el video de David Beckam durmiendo... No se merecía un espacio en esta exposición (es mi único pero)

Fue un día maravilloso, finalmente.

·Luka·

1 comentario:

Helene Hanff dijo...

con esta reseña nadie se puede perder esta exposición :)