Mar



(Cereza en flor)


Ella, ese ser tan delicioso que me acompaña allá donde esté, que con su sonrisa se come el mundo –este mundo y todos los que se le pongan por delante–, ella, con la que no paro de compartir paralelismos, una suerte de unión bestial que nos acompañará siempre, ...

Mar, ahora es tu ahora.

En este mundo hay pocas personas que te conozcan bien y a pesar de ello te quieran; y ella me conoce y me quiere como nadie; me quiere muchísimo, y juro que me conoce más que yo a mí misma. Todo lo que guardamos juntas y todo lo que nos queda por delante, esta cara-de-pez flor en mano me vuelve loca de alegría, le quiero, le quiero muchísimo.

Esto tiene pinta de ser como los gemelos que les separan al nacer. Nos han separado físicamente, pero vamos a tener sensaciones parecidas al mismo tiempo en distintos lugares, y eso será muy bonito. Siempre nos quedará la 152, ¿eh?

Bella, porque no puedes ser más bella. Porque tienes tanto amor dentro que te sale por las orejas. Cada vez más lista, cada vez más dueña de ti misma, la actitud por dentro nos hace lindos por fuera, y tú eres el máximo ejemplo de todo lo que digo.

Vive, siéntate en un banco a escucharte a ti misma cada vez que tengas dudas o deseos, date prioridad, cuídate y cuida todo lo que tengas alrededor, este es el camino-recompensa por ser el ser más hermoso de este planeta. Confía en el cambio. Y, cuando estés triste, ponte nuestro vídeo cantando y bailando Imelda May y se te quitarán todas las penas.

te quiero twin... No words.

2 comentarios:

Helene Hanff dijo...

no words. lo más bonito que me han escrito nunca

Helene Hanff dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.