FANTOD



La primera vez que vi un Fantod fue en una vitrina, lo habían disecado. Yo estaba en una fiesta y al terminar fui a casa pensando en ese curioso ser que me había encontrado tras el cristal.

Es una criatura que Edward Gorey dibujó y utilizó como imagen para su editorial y esto de la fiesta pasó en uno de sus libros. Fantod representa un estado alterado de irratibilidad que contrapone con esa imagen frágil de ser diminuto y sensible, entrañable.

Es además una curiosa variante del Ouroboros, figura mitológica de la serpiente que se muerde la cola, representando así el curioso misterio del eterno retorno, tan presente en la vida y en el ser interior.

Soy un Fantod, está escrito.




No hay comentarios: